Archivo de etiquetas| Niños líderes

Atención ¡El Gran Reto!

Hoy en día el que los niños nos presten atención es un reto!!!

Los niños están expuestos a muchos estímulos, la mayoría de ellos tienen acceso a internet, videojuegos y ahora hasta televisores 3D.

Por eso, reflexionemos sobre la necesidad de un cambio en la presentación de nuestras clases de manera más activa, dinámica con el fin de captar su atención y lograr en ellos un aprendizaje significativo. 

Estimulando los sentidos de tu hijo

Seguramente has escuchado acerca de la estimulación temprana y la estimulación infantil, imaginamos tus preguntas si eres padre primerizo o si todavía estás planeando tener un bebé.  

La estimulación infantil es el conjunto de medios, técnicas y actividades con base científica y aplicada en forma sistémica y secuencial que se emplea en niños desde su nacimiento hasta los seis años, con el objetivo de desarrollar al máximo sus capacidades cognitivas, físicas y psíquicas.

Permite también, evitar estados no deseados en el desarrollo y ayudar a los padres, con eficacia y autonomía, en el cuidado y desarrollo del infante.

¿Qué  áreas comprende la estimulación temprana? Se enfoca en el área cognitiva, motriz, lenguaje y socioemocional.

  • El área cognitiva permite que el niño comprenda, relacione y se adapte a nuevas situaciones, haciendo uso del pensamiento y la interacción directa con objeto y el mundo que lo rodea.
  • La estimulación del área motriz desarrolla en el niño la habilidad de moverse y desplazarse, permitiendo al niño tomar contacto con el mundo.
  • El área de lenguaje está ligada a las habilidades que le permiten al niño comunicarse con su entorno y abarca 3 aspectos: comprensión, expresión y gestos.
  • El área socio-emocional incluye  las experiencias afectivas y la socialización del niño

Como ahora es muy común que los niños sean escolarizados a temprana edad es importante que investiguemos  el plan de estimulación que el colegio propone  para las diferentes áreas. Así mismo debe tener áreas y materiales adecuados para estimular los sentidos y lograr el desarrollo integral del niño.

¿Niños Hiperactivos? o ¿Maestros Hipoactivos?

En la actualidad decir que un niño es hiperactivo parece estar de moda, pero ¿Qué es la hiperactividad?

La hiperactividad como diagnostico es el resultado de una completa serie de evaluaciones y que debe ser realizada por un profesional. Por lo regular la hiperactividad es notoria en el medio escolar y es en este medio endonde se hacen las primeras referencias.

Un niño diagnosticado como hiperactivo debe tener una serie de síntomas presentes en forma permanente y regular. Entre estos síntomas  se puede mencionar la actividad contínua y sin objeto, corta capacidad de atención, mucha distractibilidad, excitabilidad, impulsos incontrolados, mala concentración, indiferencia al peligro y otros más.

Diagnosticar a un niño como hiperactivo no es como diagnosticar un catarro. Es una condición de vida que acompañará a la persona y condicionará a su medio en el trato hacia él. Incluso pueden hasta medicarlo en vistas de mejorar su condición.

Así que no apresure su referencia y mucho menos su diagnostico para ceder o compartir la responsabilidad educativa de un niño, antes reflexione.

Los niños de hoy distan de usted cuando niño

Distan en posibilidades, habilidades, estímulos, alcances.

Las brecha generacionales cada vez se abren a más corta distancia y hace años seguro no compartíamos nada con los abuelos pero si con los padres, sin embargo hoy en día la misma generación ni siquiera la comparten los hermanos. La tecnología y la información nos han llevado a esta evolución a toda marcha.

Los niños de hoy escuchan música intra utero,  tienen toda clase de aparatos en sus cunas desde que nacen, juegan en la compu desde que se sientan (a los 6 meses de edad), tienen mas de 10 canales de caricaturas de 24 horas de programación contínua, hacen ejercicio esquiando en el WII. Van al karate, al ballet, a la clase de música, a la de canto, a la de teatro, a la academia de idiomas, a la de fútbol y a la natación cada semana.

Y cuando llegan a la escuela esta la maestra de siempre, con su marcador y su almohadilla como siempre para anotar el abecedario y solicitar que repitan después de ella letra por letra hasta terminarlas de decir 6 veces…para que se les quede ¿?¿?

Y de ahí surge la expresión ¡Qué niños hiperactivos!  Pero, no seremos nosotros los maestros hipoactivos y por ello todo nos parece en movimiento desmedido.

Un niño de preparatoria aprende de animales en el Discovery Chanel no en los dibujos de NACHO. Ningún joven de secundaria tiene que saber abrir un diccionario desde que existe Google. Nos vienen presionando a ser creativos, a saber más que el bombardeo de información que reciben ellos.

¿Qué Niños? Que si son hiperactivos  porque  preguntan por qué, para qué, cuándo y con quién. Los que preguntan para qué enseñan en geografía los límites territoriales si cada día la humanidad inventa guerras para correrlas a izquierda y derecha a su gusto y antojo. Los que preguntan por qué existe la H si de todos modos es muda.

No decimos que no lo hayan o que no sean hiperactivos, pero primero vuélvete igual de hiperactivo, igual de creativo, igual de peculiar y solo después atrévete a diagnosticar.

Formemos Líderes

Sabemos bien que nuestra sociedad necesita nuevos líderes y esta nuestras manos el poder brindárselos.

Pero allí surge la pregunta ¿Cómo aspiramos tener líderes enfocados en el bien común, si en nuestra sociedad no formamos a nuestros niños y jóvenes para que desarrollen el liderazgo a temprana edad?

Los centros educativos son una pieza clave a la hora de hablar del liderazgo. Entonces   surge otra pregunta clave ¿Cómo se pueden formar líderes en el aula?

La respuesta es: Desarrollando algunos de los principios claves del liderazgo en los alumnos:

  • Autoestima
  • Metas Claras
  • Confianza
  • Enfoque
  • Flexibilidad
  • Buena comunicación
  • Motivación
  • Seguimiento

Formando líderes basados en valores se transformará este bello país en un lugar mejor para vivir

El deporte, parte de nuestra vida

  La práctica de una actividad física forma parte de la vida de los niños, como la alimentación y el sueño.

  El desarrollo de los músculos depende de la actividad física cotidiana que se realice. Sin embargo muchos padres   se preguntan sobre qué deporte debe practicar con sus hijos o qué edad es la  idónea para comenzar.

  Se debe analizar qué beneficios se tienen cuando se practica deporte de manera esporádica o como disciplina o si   lo que deseamos es que el niño se divierta únicamente.

 
  Para que la práctica de la actividad física durante la niñez sea beneficiosa hay que tomar en cuenta ciertas      precauciones en lo relativo a fuerza, postura, tiempo, etc. Pues la ausencia, así como el exceso puede producir      efectos negativos.

Por eso es importante que la actividad deportiva sea dirigida y supervisada por personas especializadas en el    área.

 ¿Cuál es el deporte favorito de tus hijos?

La libertad que nos dan los valores

Temprano en la vida se aprende, que cuando de guiar nuestro comportamiento se trata,  las decisiones no son en blanco y negro. No existen lo bueno y lo malo en forma clara y distintiva. Hay que elegir más bien entre una extensa gama de grises y hacerse responsable de las consecuencias. Y es que los adultos podemos jugar el papel de maestros y estar de acuerdo en las definiciones que se dictan, en los valores que se exaltan, en los límites que se imponen, pero, somos sobre todo ejemplo.

Y el niño tiene muchos ejemplos, en casa, el colegio,  internet, en la televisión,  la radio, calle, prensa, en casa de sus amigos, en las vecindades, restaurantes, en la clase de fútbol o karate. Y a cada ambiente se adapta y trata de formar con todos esos ejemplos uno a seguir…confuso ¿no?

Por ello hay que educar para vivir los valores en libertad.  Libertad de elegir y practicar.

La libertad permite comprender cómo puede alguien cometer un error, permite entender la redención, la constante práctica de lo considerado negativo y permite entender que lo bueno no se define por escrito, se define en la práctica que  nos mantiene en un trato gana – gana con los demás.

Nos permite determinar lo bueno de nuestros propios valores en la medida que las consecuencias de nuestros actos nos traen beneficios, alegría y nos permite continuar …libres.

¿Enseñar a Apreder? Método Socrático

Hay tanto por aprender que una vida no basta y esa capacidad para estar constantemente aprendiendo es pauta para el camino al éxito.

Pero, educarse para aprender no es sencillo pues se requiere de la conducción y disciplina del pensamiento para alcanzar el conocimiento. Se requiere de un cuidadoso diseño de una serie de momentos que guíen hacia el aprendizaje.

Uno de estos métodos es el llamado socrático que a grandes rasgos trata de hacer una serie de preguntas inteligentes que estimulan la curiosidad del alumno, ayuda a descubrir cómo piensa y fomenta la adquisición del saber. La intensión del método es que el alumno descubra por sí mismo lo que se le quiere enseñar.

Ahora bien, en esta era de la información…quién no sabe algo sobre todo. Ese fácil acceso a la información nos hace algunas veces esforzarnos poco por desarrollar verdaderas estrategias de aprendizaje.

Al hablar de aprender, las verdaderas estrategias útiles no están directamente relacionadas con poseer la información. Las estrategias útiles están relacionadas con el saber qué hacer con esa información, como obtenerla, analizarla, como discernir, elegir, combinar las fuentes, comparar, concluir…como aprender a aprender todo el tiempo en un ciclo infinito.

El reto de enseñar a alguien a aprender se basa en mostrarle que la duda, curiosidad, investigación, inquietud intelectual es la que provoca ese aprendizaje, y para aprender se requiere admitir la propia ignorancia. Como lo inmortalizó Socrates en la conocida frase:

“Yo solo sé, que no se nada”… Y USTED?

Importancia de los Valores en la Educación

Retomando el tema de los valores en la educación, hablamos que definición, educación escolar es el proceso por medio del cual se presentan en forma sistemática hechos y técnicas a un grupo de niños con la intención de producir cambios intelectuales, emocionales y sociales, fomentar la estructuración del pensamiento y ayuda a alcanzar la madurez de los individuos.

Los valores también son parte de la educación y son los principios que ayudan a orientar nuestro comportamiento según la situación que se presente. Son las creencias, hábitos y costumbres que permiten preferir, apreciar y elegir unas cosas en lugar de otras. Los valores también son necesidades humanas y dan a conocer ideales, sueños y aspiraciones, siempre con una independencia de las circunstancias.

El establecimiento de los niños tiene el rol fundamental e importante de reproducir y socializar los valores de una sociedad. Entendiendo como valor aquello visto como bueno y deseable.

Los niños aprenden sus primeros valores en casa y en el colegio se da un seguimiento de ellos. Al hacer entonces un cálculo simple, se determina que un niño de 6 años ha pasado ya  3,600 horas en el colegio  y para cuando se gradué habrá pasado 15,480 horas siendo “educado”.

Por ello es tan importante conocer los valores que fomentan y guían la institución donde nuestros hijos se educan, así como saber si fomentan el respeto, la colaboración, tolerancia, excelencia, si guían más allá de la academia con el ejemplo y con la intervención oportuna.

Es importante conocer y saber cómo guían y corrigen, así como la  intensión con que lo hacen en el centro educativo.  Para que estos “valores” de los que hablamos sean más que un contenido,  que los vivan y pongan en práctica dentro de la sociedad, los 180 días escolares y todo el resto de su vida, para asegurarnos que estos adultos formarán próximas generaciones  con valores.

Sistema de implementación y refuerzo de valores

Los hábitos y valores que practicamos en casa y en familia, se trasladan tan pronto como un respiro.  Pero cuando los niños están expuestos a otros ambientes y otros hábitos y valores empieza la dificultad, pues es el momento de elegir y practicar el correcto.

En casa los niños y niñas adquieren su primera educación por parte de los padres como los modales, gestos de cortesía, hábitos de higiene, valores y más.  Estos últimos son los más importantes porque son los que los definirán como personas y ciudadanos de bien ante la sociedad. Un pilar muy importante e influyente en la vida de los infantes es el centro educativo al que asisten, ya que este debe de implementar nuevos valores dentro de la vida de los niños y también reforzar los que ya han aprendido desde casa.

Un aspecto muy importante a notar en el momento de escoger el centro educativo es que tenga una base sólida de valores para que los niños desde temprana edad aprendan de ellos y los practiquen tanto como en casa.

El centro educativo juega un papel muy importante porque va haciendo de los niños una persona madura conforme a su edad y adquiriendo carácter, de esta manera van formando su personalidad para tomar sus propias decisiones durante las diferentes etapas de su vida.

La implementación de valores y el refuerzo de ellos debe ser de la misma manera que se forman los hábitos, habilidades, conocimientos y capacidades y todo ello mediante los conocimientos y capacidades que los niños van forjando en el centro educativo.

Para ello, como indicábamos anteriormente es necesario que papá y mamá conozcan las bases del colegio y su visión hacia los estudiantes para hacer de ellos ciudadanos responsables y con valores hacia la patria.

Ganar la atención de los niños

Cuando hablamos de “atención” en los niños rápidamente pensamos en que es muy corta.  Profundicemos.

Los niños siempre están atentos de lo que pasa a su alrededor, sin embargo, no están atentos al maestro, a papá o mamá cuando se les da una instrucción.

La atención se mide por medio de la edad de las personas, por ejemplo: La capacidad de atención de un niño de 5 años  será de su 5 minutos, después se distraerá.  La pregunta es ¿debemos empezar cada 5 minutos una actividad nueva para atraer su atención? No, no es necesario que se cambie de actividad a cada rato, lo primero que se debe hacer es inculcar en los niños el buen hábito de atención desde temprana edad e indicarles el beneficio de estar atentos a lo que están aprendiendo.

Para los padres de familia debe ser prioritario que los niños adquieran este hábito, ya que es un pilar en toda su carrera estudiantil.

Algunas de las formas para obtener la atención por mucho tiempo:

  • Mirar a los niños a los ojos para que sepan que a ellos se les está hablando y para ellos se dirige el mensaje.
  • Realizar mímicas para contar una historia o trasladar información importante que se fije en su mente
  • Involucrar a los niños dentro de la clase para que participen, pregunten, respondan y opinen
  • Hacer reír a los niños de vez en cuando para hacer más divertida la clase o conversación
  • Mantener material visual como láminas, dibujos, ilustraciones, títeres, personajes y objetos innovadores que llamen la atención
  • Ejercicios para practicar lo aprendido

Así que, es primordial que dentro del programa del centro educativo sepamos que las clases tendrán interacción con los niños, que llame la atención de ellos y aprendan lo que nos hemos propuesto.

Si aplicó algo de lo que le hemos recomendado, cuéntenos sus resultados o sus dudas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.